Logo
Imprimir esta página

UGT denuncia la nefasta gestión en la entrega de uniformidad del Ayuntamiento de Badajoz

UGT denuncia la nefasta gestión en la entrega de uniformidad del Ayuntamiento de Badajoz
0
0
0
s2smodern

La sección sindical de UGT-SP del Ayuntamiento de Badajoz quiere dar público conocimiento de la situación de precariedad que a lo largo de un importante número de años llevan padeciendo los empleados públicos del Ayuntamiento de Badajoz respecto del acceso de los mismos a la ropa laboral, uniformidad y equipos de protección individual descrita en el Acuerdo Regulador del Ayuntamiento de Badajoz.

Esta sección sindical, tras intentar insistentemente tanto en Mesas Generales de Negociación como interpelando personalmente con los representantes municipales para que se adopte una solución óptima a la problemática y ver la pasividad y falta de implicación reiterada del actual equipo de gobierno, ha optado como única posibilidad poner en público conocimiento la situación actual.

Actualmente, la entrega individualizada de ropa laboral y uniformidad de los empleados públicos se realiza a través de empresas suministradoras que acceden a los mismos a través de licitaciones públicas y que se encargan directamente (salvo excepciones) de entregar a los distintos servicios municipales los suministros correspondientes “cuando toca”.

Generalmente estas empresas carecen de remanente en sus almacenes de todos los tallajes necesarios para el personal, lo cual ha provocado que empleados que necesitaron un abrigo en octubre o noviembre lo recibieron en marzo o abril.

En consecuencia, los empleados públicos acaban utilizando su propia ropa personal o se enfrentan a la jornada laboral sin el material adecuado, y sin embargo el Ayuntamiento acaba pagando la uniformidad igualmente.

Además, esta uniformidad tal vez acabe en un contenedor sin apenas uso, ya que, si el empleado público ha sido contratado por 6 meses, la uniformidad se debe destruir a continuación, ya que la misma contiene el logo municipal.

A los empleados públicos se les solicita su talla de modo genérico, pero no tienen posibilidad de probarse la ropa, lo cual produce importantes errores, ya que el tallaje varía entre los diferentes proveedores e impide que los empleados públicos dispongan de ropa adecuada antes de incorporarse a los diferentes trabajos.

Como las licitaciones de suministros no se realizan con suficiente antelación y estas precisan de un procedimiento reglado, la finalización de los procesos implica generalmente un retraso que provoca un incumplimiento del Acuerdo Regulador en los servicios que utilizan constantemente su uniformidad para realizar su servicio cotidiano, dándose casos de no tener la posibilidad de recambios ante roturas o accidentes en la uniformidad.

Se han dado el casos donde algunos trabajadores han tenido que realizar su trabajo sin los equipos de protección individual adecuada, sobre todo en el tema de las botas de seguridad, ya que entre los empleados públicos han existido problemas de salud reconocidos por el servicio de prevención municipal que impedían el uso de botas con puntera de acero como protección.

Debido a esta problemática, no han sido pocas las ocasiones en la que empleados públicos se han quedado sin realizar su correspondiente jornada laboral hasta la entrega de los mismos, tal y como indica la ley, con el consiguiente coste para la administración.

Actualmente la actual Concejala de Recursos Humanos se encuentra negociando con los sindicatos en la Unidad de Mediación y Arbitraje (UMAC) un protocolo que UGT considera inútil y que ha decidido abandonar, ya que el mismo consistiría en que una vez que los uniformes fueran entregados por la empresa a los jefes de servicio correspondientes, los mismos facilitaran un listado del personal al que les ha sido entregado para poder ser contrastado por el sindicato.

Obviamente, únicamente esta acción solo lleva aumentar la burocracia gastando aún más recursos públicos en comprobar una acción que se realizaría del mismo modo que se hace actualmente y que no optimizaría en nada el proceso, de hecho, lo ralentizaría en el caso que este se hiciera de un modo incluso medianamente correcto, algo que ponemos en serias dudas.

Por lo tanto, esta Sección Sindical vuelve a reiterar por esta vía, la absoluta necesidad de crear un almacén de ropa laboral y uniformidad con una gestión eficiente del mismo que prevea la falta de estocaje con suficiente antelación, dotado con los probadores necesarios y gestionado por personal municipal.

De este modo, cada contratado temporal debería acceder al mismo tras recibir la información y formación en riesgos laborales y antes de iniciar su periodo laboral.

Del mismo modo, el personal laboral fijo y funcionario podría acceder periódicamente a su uniformidad, teniendo el mencionado almacén un control de entrega a cada empleado público.

 

 

UGT.es | Aviso legal | Contacte
@FeSP-UGT 2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".