UGT inicia una campaña informativa sobre los riesgos de la manipulación de medicamentos citostáticos en el ámbito sanitario

La Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT ha iniciado una campaña informativa y de concienciación entre los trabajadores del sector sanitario sobre la importancia de tomar medidas  preventivas en la manipulación de medicamentos citostáticos. Estas sustancias se utilizan para causar disfunción celular, inhibiendo el crecimiento de las células cancerosas mediante la alteración del metabolismo y el bloqueo de la división y la reproducción celular, por lo que se utilizan preferentemente (aunque no exclusivamente) en el tratamiento farmacológico de enfermedades neoplásicas (quimioterapia). Debido a su mecanismo de acción a nivel celular, pueden provocar efectos mutagénicos, carcinogénicos o teratogénicos.

En el sector de la salud, debido al aumento de la incidencia del cáncer y, por tanto, del aumento de la manipulación de estos medicamentos citostáticos, el riesgo se ha elevado y es fundamental  alertar a los trabajadores sobre esta situación y exigir a las autoridades sanitarias la puesta en marcha de medidas de prevención.

Conscientes de esta situación, FSP-UGT ha organizado una serie de jornadas informativas en hospitales y centros de salud de toda España a cargo de Visitación Vaquero, secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente y Pilar Navarro, secretaria de Salud, Sociosanitario y Dependencia de FSP-UGT.

El cáncer constituye uno de los mayores problemas de salud a los que se enfrenta la humanidad. La Agencia Internacional para la investigación sobre el Cáncer (IARC), organismo dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), indica en su Informe Mundial contra el cáncer 2014 que estas patologías están creciendo “a un ritmo alarmante y pone de manifiesto la necesidad urgente de implementar estrategias de prevención eficaces para contener la enfermedad".

La evolución del cáncer en España no es ajena a estas tendencias. Sin embargo es menos conocida por la opinión pública la relevancia de los cánceres debidos a exposiciones ocupacionales: casi la mitad de los agentes cancerígenos reconocidos por al IARC están presentes en los centros de trabajo y un significativo porcentaje del total de tumores tiene un origen laboral.

El nivel de reconocimiento de cánceres de origen laboral en nuestro país es bajísimo. En 2013 tan sólo se han cerrado 34 partes de Enfermedad Profesional causadas por exposición a agentes cancerígenos entre el conjunto de los trabajadores en activo, a los que habría que sumar un número indeterminado de reconocimientos entre trabajadores jubilados, muchos de ellos producto de procesos judiciales en los que los sindicatos y las asociaciones de afectados se enfrentan a empresas y, más a menudo de lo que se desearía, al Instituto Nacional de seguridad Social y a las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social.

Ante esta situación, UGT ha incluido el cáncer en un lugar prioritario dentro de su acción sindical en materia de salud laboral, pues entiende que la mayor parte de los cánceres de origen ocupacional son previsibles identificando la presencia en los centros de trabajo de los agentes cancerígenos, eliminándolos si es posible, evaluando el riesgo de los que no se puedan eliminar, adoptando medidas preventivas colectivas e individuales, formando e informando a los trabajadores y realizando la vigilancia de la salud específica a los riesgos identificados.

La campaña de información y concienciación que ha iniciado UGT es parte de sus esfuerzos para lograr una mayor visibilidad de estas patologías profesionales.  El sindicato también se ha centrado en intentar lograr un aumento en la declaración de Enfermedades Profesionales causadas por agentes cancerígenos, en reclamar una apuesta desde los poderes públicos por la investigación sobre las exposiciones ocupacionales a agentes cancerígenos y, en los últimos tiempos, en atenuar los problemas sociolaborales del cada vez más numeroso colectivo de supervivientes al cáncer, que intentan reincorporarse a sus puestos de trabajo y encuentran múltiples obstáculos, intensificados por la situación de crisis económica y por su condición de especial vulnerabilidad.

Además de jornadas informativas, la campaña también consta de material impreso, UGT ha distribuido a centros de salud y hospitales de toda España una guía de prevención donde se recoge un protocolo de manipulación de los medicamentos citostáticos y carteles publicitarios para alertar a los profesionales sanitarios de los riesgos que supone la manipulación inadecuada de estas sustancias y para que reclamen su derecho a la prevención.

Pilar Navarro y Visitación Vaquero insisten en la importancia de esta campaña para sensibilizar a los profesionales sanitarios. “Queremos que los trabajadores sean conscientes de estos riesgos y que exijan la protección de su salud en relación al trabajo diario, ya que en el ámbito sanitario existen riesgos permanentes”, declara Navarro.

Las responsables sindicales denuncian también que las administraciones no están utilizando el material bioseguro existente en la industria, algo que evitaría todos los riesgos derivados de la manipulación de medicamentos peligrosos. “Las administraciones se han olvidado de la Salud laboral con los recortes”

El Real Decreto 665/1997 sobre protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición laboral a cancerígenos es de aplicación en el caso de los compuestos citostáticos, puesto que el potencial mutagénico y carcinogénico de muchos de los agentes neoplásicos está perfectamente establecido, y así hay que considerarlos desde el punto de vista de la gestión de riesgos laborales.

CANAL YOUTUBE

Resumen Semanal de Empleo Público

 


 

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK


ÚLTIMOS TWEETS

 

        

      

IR ARRIBA