El presidente de Correos inicia un proceso de diversificación que UGT lleva tiempo demandando

El presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, ha aparecido la pasada semana en diversos medios de comunicación explicando algunas de las nuevas líneas estratégicas que va a seguir Correos con el objetivo de lograr una mayor rentabilidad. Ha anunciado que además de un plan de expansión internacional en Portugal y el Sudeste Asiático Correos va a poner a disposición de los bancos, empresas y administraciones públicas las 2.396 oficinas de Correos para que vendan sus productos y servicios. Por su parte el presidente de la SEPI Vicente Fernández, durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso el pasado 31 de enero ha avalado lo dicho por el Presidente señalando que las oficinas de Correos "pueden prestar un servicio muy eficiente a la población rural y si se las dota de medios para la prestación de servicios administrativos y, en su caso, financieros, los ciudadanos saldrán beneficiados".

UGT valora positivamente estas declaraciones entendiendo que lo anunciado está en la línea de lo que venimos demandando desde el mismo día en que (a principios de los años 90) se despojó a Correos de una de sus actividades más exitosas que debería haber sido el eje de una posterior política de diversificación que la mayoría de operadores postales europeos han venido desarrollando para garantizar la viabilidad del Servicio Postal Universal.

Según el presidente algunas oficinas de Correos en determinadas poblaciones podrían incluso convertirse en agentes bancarios para lo que ya se está negociando con algunos bancos.

Para UGT este puede ser el camino que retome una especialización que permita a Correos recuperar la prestación de todo tipo de servicios bancarios, financieros y de pago, una actividad que Correos desarrolló durante ochenta años a través de la Caja Postal.

En coherencia con esta visión de nuestro sindicato, en 2009, durante la fase de negociación previa a la Ley 43/ 2010 del Servicio Postal Universal, UGT presentó, ante los grupos parlamentarios, entre otras enmiendas a dicha Ley una relacionada con la necesidad de que la Ley facultara a Correos para prestar servicios bancarios. Enmienda que desde un ámbito político-económico del gobierno próximo a la Banca fue rechazada.

Posteriormente UGT ha insistido en la idea impulsando Proposiciones No de Ley ante el parlamento en las que se contemplaba, entre otras medidas más amplias de diversificación, la de retomar los servicios bancarios para garantizar la viabilidad financiera de Correos y proteger con ello el servicio público postal y el futuro de Correos. 

También en 2016 con ocasión de la finalización del acuerdo de Correos-Deutsche Bank para prestar servicios financieros, UGT volvió a reiterar la necesidad de que Correos recuperara la actividad bancaria Postal. 

Estas noticias publicadas reflejan, a nuestro juicio, que Correos ha elegido un buen camino para avanzar en evolución razonable de la diversificación necesaria de los Servicios Postales en España, promoviendo el equilibrio entre la eficacia social, la eficiencia económica y una competitividad que posibilite el desarrollo del Operador del SPU en un contexto sectorial marcado por los cambios tecnológicos.

UGT siempre ha mantenido que las misiones encomendadas al operador público postal no deberían menoscabar el desarrollo de las enormes potencialidades de diversificación que atesora Correos.

Nos congratulamos, por tanto, ante las referidas declaraciones realizadas por el Presidente de Correos y de SEPI y esperamos que los buenos augurios y la voluntad política que expresan estos anuncios se hagan realidad y vayan materializándose paulatinamente.

 

CANAL YOUTUBE

 

Resumen Semanal de Empleo Público

 

 


 

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK


ÚLTIMOS TWEETS

 

        

      

IR ARRIBA