"Nos manifestamos por quienes no pueden"

De cara a la celebración y reivindicación del día del Orgullo Gay que se celebra mañana sábado, 28 de junio, bajo el lema “Nos manifestamos por quienes no pueden”, UGT exige al Gobierno la inmediata puesta en marcha de la Ley Integral para la Igualdad de Trato y no discriminación. El sindicato considera imprescindible el establecimiento de planes de formación en materia de igualdad con especial incidencia en la orientación sexual y la identidad de género así como el establecimiento de mecanismos de información y evaluación que permitan conocer las situaciones de discriminación laboral y adoptar medidas luchar contra ellas y reivindica, además, el papel de la inspección de trabajo en este sentido.

Como cada año, la Unión General de Trabajadores se une a la celebración y a las reivindicaciones sociales que encierra el día del Orgullo Gay, que giran en torno a la reclamación del reconocimiento de los derechos humanos de las personas LGTB en el mundo ya que aún existen, en muchos países, persecuciones por motivo de la orientación sexual o de la identidad de género.

El sindicato considera que para superar todos los prejudicios y las posibles discriminaciones, la visibilidad de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales tanto en la sociedad como en el mundo del trabajo, es fundamental. Si bien, en nuestro país se han conseguido grandes logros en los últimos años para alcanzar la verdadera igualdad, nos es menos cierto que en ámbitos como el laboral todavía queda mucho por hacer. Los instrumentos están ahí pero la práctica revela que aún hoy en día falta mucho para alcanzar esa igualdad.

UGT ha reivindicado siempre esa igualdad, no sólo social sino también laboral, y continuará haciéndolo sustentando sus acciones en la sensibilización, en la concienciación y en la importancia de lograr la plena tolerancia hacia el colectivo LGTB para conseguir lugares de trabajo inclusivos. En ningún caso se puede permitir que el reconocimiento por parte de un trabajador de su orientación sexual sea causa de discriminación o de acoso. La política de personal en las empresas debe buscar la consecución del bienestar de sus empleados, tanto laboral como personal, y que su orientación sexual o de su identidad de género, y actuar en caso de discriminación por este motivo.

El sindicato mantiene su compromiso de combatir la discriminación en el ámbito laboral por orientación sexual, y en una amplísima medida por la identidad de género, a través de la denuncia de aquellas situaciones discriminatorias, la inclusión de cláusulas en los convenios colectivos que garanticen la igualdad de derechos y su no vulneración -que fundamentalmente se traducen en despidos injustificados y faltas de ascensos profesionales-, y reivindica la equiparación de derechos en cuántos preceptos normativos sean causa de discriminación directa e indirecta.

A las Administraciones públicas, les corresponde establecer medidas que promuevan la igualdad de trato y no discriminación. Por eso exigimos al Gobierno la inmediata puesta en marcha de la Ley Integral para la Igualdad de Trato y no discriminación. Es imprescindible el establecimiento de planes de formación en materia de igualdad con especial incidencia en la orientación sexual y la identidad de género así como establecer mecanismos de información y evaluación que permitan conocer las situaciones de discriminación laboral y adoptar medidas para luchar contra ellas. En esta materia, la inspección de trabajo tiene un papel fundamental de cara a garantizar el respeto a la igualdad de trato y no discriminación en el acceso al empleo y en las condiciones laborales.

CANAL YOUTUBE

Resumen Semanal de Empleo Público

 


 

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK


ÚLTIMOS TWEETS

 

        

      

IR ARRIBA