Mujer e Igualdad

No ser de ningún sitio. ¿Cómo construirse una identidad?


Zineb Sahnoun
llego a España procedente de su Marruecos natal con 10 años (en 1998). Su padre ya llevaba unos años en España cuando su familia se reagrupo en Guadalajara para comenzar una vida en común. Ella, como sus hermanas y hermano empezaron a ir a la escuela en un centro de la ciudad.

Zineb empezó a ir a clase sin saber una palabra de español, recuerda que la primera clase a la que asistió fue la de música y que hacía las cosas por imitación porque no entendía una palabra de lo que estaban diciendo. Para compensar su desconocimiento del idioma asistía a las clases de compensatoria cuando había asignaturas no troncales para el resto de compañeros y compañeras de la clase. “Recuerdo que en esas clases de apoyo no había un método, no había objetivos para lograr la inserción en la clase lo antes posible; nos preguntaban cosas aleatorias y estábamos mezclados alumnos y alumnas de diferentes niveles y edades, dependía mucho de la voluntad y las ganas de hacer del profesor o profesora, recuerdo con mucho cariño a la profesora Teresa que si me ayudo y fue la primera que me vio como una estudiante más y no como una estudiante que se iría del sistema educativo al terminar la obligatoria”.

Los padres de Zineb, provienen de una familia de clase media de Marruecos y el proyecto migratorio de su padre no fue por necesidad sino por decisión propia, tanto su padre como sus familiares cercanos habían cursado estudios superiores en Marruecos así que tenían muy claro que sus hijos e hijas debían estudiar y tenían expectativas sobre ellos y ellas, el problema estaba en el entorno. Zineb relata como notaba que sus profesores no la consideraban una más y siempre tuvo que demostrar el doble para ser considerada como las demás. Todas las señales que recibía iban en la misma dirección “No vas a llegar” ahora pasados los años considera que esa falta de expectativas sobre ella la afecto mucho en su adolescencia pero que gracias a su familia ella tenía claro que quería ir a la universidad y ser una profesional cualificada en el futuro.

Reconoce que se produce una gran lucha con la identidad cuando empiezas a socializarte en tu nuevo entorno, “al principio en el colegio no se nota tanto porque eres pequeña y no hay tantas diferencias el problema viene después cuando pasas a secundaria. En ese momento te das cuenta de la diversidad en los modos de vivir y ejercen sobre ti una presión social que te hace desconectar en muchas ocasiones de tus orígenes para sentirte integrada”.

Zineb afirma que es muy fácil perderse no saber quién es uno de verdad, pero con los años se dio cuenta que para integrarse hay que ser uno mismo hacer las cosas con las que te identificas y no hacer lo que hace la masa, solo así sostiene, que puedes reafirmarte y construir tu propia identidad.

Normalmente las mujeres tienen más difícil la integración en su nuevo entorno, ella lo vio en el caso de sus padres “El hombre está en contacto con la vida y la señora se queda aislada en casa y en los guetos que se forman en los barrios donde solo se relacionan con señoras de su mismo origen”. En general los hombres trabajan fuera de casa y aprenden el idioma antes al estar en contacto con la sociedad a la que llegan; sin embargo en el caso de las mujeres la integración es más complicada porque se relacionan entre personas de sus países de origen lo que dificulta que aprendan el idioma y cuando tienen que realizar algún tipo de gestión echan mano de sus hijos para solucionarla. “Hay que tener en cuenta que muchas de estas mujeres vienen de entornos rurales muy aislados en sus países de origen y en un elevado porcentaje son analfabetas…”

Zineb considera un gran error haber desconectado del mundo árabe. Cuando llego a España intento no relacionarse con personas de su país de origen para intentar que su integración fuera más rápida. “Recuerdo, por ejemplo, que desde que vinimos a España no teníamos parabólica en casa lo que nos ayudó a aprender español rápidamente porque muchas familias lo primero que hacen es poner una parabólica en casa para poder seguir la televisión de su país de origen, esto que tuvo el lado positivo de aprender español rápido me hizo desconectar de todo lo que había sido mi mundo hasta entonces incluido el árabe”.

Hoy, pasados los años reflexiona y concluye que le hubiera gustado estar conectada a sus costumbres porque ha visto con el tiempo que eso no implica necesariamente que no te puedas integrar de manera satisfactoria y sí que implica una pérdida de identidad y de saber de dónde vienes.  “Con el tiempo me he dado cuenta que fue un mecanismo de defensa para intentar integrarme antes, pero ahora lo considero un grave error porque en muchas ocasiones me hubiera gustado sentir que pertenecía plenamente a un grupo y además porque nunca hay que ocultar de dónde vienes si no sentirse orgullosa de ello”.

Zineb continuó estudiando, siempre con el añadido de demostrar más que los demás, estudió Filología Árabe en la Universidad Autónoma de Madrid (aunque ella siempre había querido ser médica) y completó sus estudios con una beca Erasmus en Bruselas. Para ella la experiencia de vivir sola y alejada de su entorno fue una reafirmación de quien era y de quien quería ser.

Cuando terminó su carrera, España estaba inmersa en plena crisis económica, así que contemplo la posibilidad de irse a trabajar a su país de origen. Los regresos a Marruecos siempre habían sido para ver a la familia y pasar unos días de vacaciones y a veces entre viaje y viaje podían pasar hasta 3 años. Consiguió trabajo en Tanger y como en tantos otros casos, el retorno a su país de origen no fue tan idílico como lo había planeado. Su integración en la ciudad fue difícil y tras varios meses decidió volver a España.

Una vez en España se matriculó en el master de Traducción e Interpretación de árabe – español en la Universidad de Alcalá de Henares y gracias a las prácticas consiguió trabajo en una empresa saudí en España. Actualmente trabaja en la agregaduría cultural de una Embajada en Madrid como supervisora académica.

“Ahora es diferente porque ya soy madura, antes sentía la presión de demostrar todo el rato a los demás que era buena gente, ahora digo aquí estoy yo y esta soy yo…”

(Entrevista a Zineb Sahnoun)

POR EQUIPO MUJER Y POLÍTICAS SOCIALES

Entrevista extraída de la Revista La karishina Ciudadanía Global

Sindicalizar la Igualdad

Desde la Sª de Mujer y Políticas Sociales cerramos este intenso año de trabajo con un encuentro entre las compañeras de igualdad de la FeSP UGT de todos los territorios. EL curso “LA IGUALDAD DE TRATO Y NO DISCRIMINACIÓN ENTRE MUJERES Y HOMBRES EN LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA” ha sido posible gracias a la Secretaría Confederal y a la Vicesecretaria General, Departamento Confederal de la Mujer Trabajadora (CEC-UGT) que han actuado como anfitrionas en estos tres días de trabajo en común dónde se han generado contenidos, compromisos y alianzas entre todas las Secretarías participantes. Unas jornadas activas y participativas dónde han expuesto sus reclamos y soluciones todas las compañeras de los territorios y dónde hemos trabajado los objetivos prioritarios de cara al próximo año en materia de igualdad y políticas sociales.

Destacar la presencia del compañero Eduardo Magaldi Responsable de UGT Juventud  que se incorporó  en la última sesión creando alianzas y fijando el área de juventud entre los fines y objetivos de las Sª de  igualdad. Agradecer también a Frederic Monell Secretario de Organización de la FeSP UGT que vino a clausurar los tres días de trabajo.

Desde la Sª de Mujer y Políticas Sociales nos ratificamos en el compromiso de sindicalizar la igualdad llegando a las trabajadoras y trabajadores de la Federación de empleadas y empleados de los Servicios Públicos a través de los convenios colectivos y los planes de igualdad, así como desarrollar medidas específicas desde el ámbito sindical para luchar contra la violencia de género, contra el acoso sexual o por razón de sexo además de por otras materias como la migración, la discapacidad o la diversidad sexual.

¡Seguimos trabajando por la igualdad!

Luz MartÍnez Ten

Secretaria de Mujer y Políticas Sociales FeSP UGT

#ConMuchoOrgullo: La defensa de los derechos LGTBI es un reto para FeSP-UGT

 El 28 de Junio es el Día Internacional del Orgullo LGTBI (Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales, Intersexuales) Es un día para recodar los retos existentes para que las personas LGTBI gocen de manera efectiva de la igualdad de derechos y no se produzcan discriminaciones por orientación sexual o identidad de género.

En esta fecha se conmemoran los disturbios de Stonewall (Nueva York, EE. UU.) de 1969, que marcaron el inicio del movimiento de liberación homosexual.

El Stonewall Inn era un bar llamado frecuentado por lesbianas, gays, trans y bisexuales. Las redadas policiales en los locales LGTB eran comunes en esa época al ser considerada la homosexualidad como una enfermedad. Sin embargo, en la redada que tuvo lugar la noche del 28 de Junio, la respuesta fue diferente: cansadas de la persecución, el hostigamiento y las detenciones, Silvia Rivera, Marsha P. Johnson y otras muchas personas, muchas de ellas de color, se enfrentaron a la policía. Esa noche, se produjeron disturbios que duraron varios días, captando la atención de los medios de comunicación. Se consiguió así abrir el debate social sobre la discriminación existente hacia las personas LGTBI y cientos de personas se fueron sumando a la movilización social en defensa de los derechos LGTBI.

España fue unos de los primeros países del mundo en legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Ocurrió durante el Gobierno de Zapatero, en 2005. En 2007 se aprobó laLey de identidad de género: que permite cambiar el género asignado al nacer sin necesidad de la cirugía de reasignación sexual y se ven reconocidos los derechos más básicos para las personas transexuales.

En la última década 11 comunidades han elaborado leyes para garantizar la igualdad de derechos de las personas LGTBI. Algunas de ellas cuentan además con legislaciones específicas relativas a la identidad de género. Son Madrid, Galicia, Canarias, Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia, Extremadura, País Vasco y Navarra.

El Gobierno del PP ha llevado a cabo escasos esfuerzos para hacer efectivos los derechos aprobados en las legislaciones relacionadas con la materia, aprobando leyes que contravienen los legislaciones que defienden los derechos LGTBI. Como por ejemplo la LONCE donde la diversidad familiar queda excluida de los contenidos También han llevado a cabo recortes en servicios como la maternidad de parejas lesbianas o presupuestos para la lucha contra el SIDA.

En la actualidad, según informes de la FELGTB, más del 50% de los y las empleados LGTBI, prefieren no revelar su orientación sexual o identidad de género en el trabajo.

Esta negativa a revelar su orientación sexual y/o identidad de género esta motivada porque el 60% de las personas LGTBI, tal y como nos informa el estudio“Una cuestión de confianza: la visibilidad LGTB en el lugar de trabajo”dirigido por Ben Capell (ESADE Business School – Universitat Ramon Llull) han sufrido algún tipo de discriminación directa o indirecta en el trabajo. La “exposición” en los ámbitos laborales conlleva riesgos como el despido, acoso, comentarios, cambio de actitud hacia ellos/as o en el caso de una entrevista de trabajo la no contratación, pero el ocultamiento también conlleva muchas veces la pérdida de derechos y desigualdad en cuanto al acceso a beneficios hoy ya reconocidos.

Desde FeSP-UGT somos conscientes del reto que supone la lucha contra la LGTBIfobia. Estamos comprometidos con unos servicios públicos para todos y todas basados en el reconocimiento de la diversidad, el respeto, la justicia, la cooperación y la solidaridad. Por eso impulsamos la campaña: CON MUCHO ORGULLO: ESPACIOS LIBRES DE LGTBIFOBIA.

Esta campaña es nuestra contribución a la construcción de unos servicios públicos comprometidos con los derechos LGTBI. A través de los materiales de la campaña queremos afrontar los retos que tenemos por delante para acabar con la discriminación.

Las acciones son:

Necesitamos unos servicios públicos que respeten y que visibilicen la diversidad y garanticen el ejercicio efectivo de los derechos LGTBI. En este sentido creemos fundamental potenciar formación y herramientas para que en los centros de trabajo se promueva el respeto a la diversidad sexual y a la identidad de género, de modo que se combata y prevenga cualquier forma de discriminación.

Esta campaña se presentara en las 17 CCAA y en Ceuta y Melilla. 40.000 carteles con un mensaje claro sobre la defensa de los derechos LGTBI serán distribuidos por todo el país. Más de 1.000 juegos Somos Diversidad serán también distribuidos en los centros educativos para que chicos y chicas, los futuros empleados y empleadas, aprendan sobre la importancia de visibilizar y ejercer los derechos LGTBI.

Con este campaña se colabora en visibilizar que las personas somos diferentes y debemos tener los mismos derechos y oportunidades en todos los ámbitos de la vida.

Acabar con la violencia de género: nuestra responsabilidad

La secretaría de Mujer y Políticas Sociales de FesP-UGT ha elaborado, con motivo del día mundial contra la violencia de género, unas Claves y unas Cláusulas que tienen como cometido sentar una serie de actuaciones, consejos y protocolos para prevenir y afrontar la violencia contra las mujeres en el ámbito laboral.

Tanto las claves como las cláusulas están disponibles en las cuatro lenguas oficiales del Estado:

Claves (castellano)

Cláusulas (castellano)

Claves (gallego)

Cláusulas (gallego)

Claves (euskera)

Cláusulas (euskera)

Claves (catalán)

Cláusulas (catalán)

FeSP-UGT Extremadura pide a Hacienda que devuelva las retenciones y anima a los afectados a acudir a los tribunales

FeSP-UGT Extremadura pone a disposición de las/los trabajadoras/es los Servicios Jurídicos del sindicato para reclamar la devolución de esta cantidad.

Para ello la Asesoría Jurídica de FeSP-UGT Extremadura mantiene una asamblea informativa con trabajadoras y trabajadores afectados por la retención del IRPF en la prestación por maternidad.

En esta reunión se les explica el procedimiento a seguir para reclamar sus derechos.

La prestación por maternidad y paternidad debe estar exenta del pago de IRPF y, por este motivo, Fesp-UGT Extremadura exige al Ministerio de Hacienda que cambie su interpretación de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ya que ésta se encuentra exenta en la actual legislación (art. 7.h) de la Ley de IRPF), como ha sentenciado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. El sindicato pide al Ministerio que devuelva de oficio estas cantidades y, si no lo hace, llama a los afectados a que reclamen su devolución a Hacienda.

La Unión General de Trabajadores exige al Ministerio de Hacienda que cambie su interpretación de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para que la prestación por maternidad y paternidad quede exenta del pago de este impuesto, ya que así lo recoge la actual legislación, como ha sentenciado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid TSJM).

En dicha sentencia, este Tribunal obliga a Hacienda a devolver el IRPF de una prestación de maternidad que había solicitado una trabajadora, al declarar que la prestación por maternidad y paternidad debe estar exenta de tributación del IRPF en función de la interpretación que hace del Real Decreto Ley 3/2004 de 5 de marzo, que aprueba el texto refundido de la ley del IRPF.

En contra del criterio interpretativo de Hacienda, que mantiene la obligación de tributación al considerar las prestaciones de la Seguridad Social por maternidad y paternidad como rendimientos de trabajo no exentas, el TSJM entiende, por el contrario, que la interpretación que debe hacerse del art. 7.h.) de la Ley del IRPF es el de que esta prestación se encuentra dentro del ámbito de la exención general de esta disposición.

El fallo de la Sentencia abre la puerta a que las trabajadores/as que dedican parte de su tiempo al cuidado de menores tras su nacimiento o adopción durante las 16 semanas de duración del permiso de maternidad, puedan reclamar la devolución de lo que han abonado por el impuesto entre 2012 y 2016. Y lo mismo tendría que ocurrir con las prestaciones por paternidad.

Un total de 2.499.892 trabajadores y trabajadoras han percibido prestaciones de maternidad y paternidad desde el año 2012, y podrían reclamar a Hacienda la devolución de los últimos cuatro años.

Una de las razones que impide la igualdad de género efectiva de las mujeres en su participación en el ámbito laboral es la ausencia de voluntad política y de la adopción de medidas por parte del Gobierno para que la conciliación de la vida familiar y laboral no siga siendo un problema que asumen mayoritariamente y casi de forma exclusiva las mujeres, sobre las que recaen todos los efectos negativos, incluidos los económicos, de la ausencia unas buenas y adecuadas políticas de conciliación, incluidas las que se refieren a la materia fiscal.

Por ello, UGT reclama la modificación del criterio interpretativo de Hacienda de la Ley del IRPF en el sentido declarado por esta sentencia y anima a que los trabajadores y trabajadoras afectados reclamen judicialmente este derecho, y pone a disposición sus medios para ello mientras Hacienda no varíe su postura.

¡Acude a cualquiera de nuestras sedes para rellenar tu reclamación!

 Sedes de FeSP-UGT Extremadura

 

 

Página 1 de 5

CANAL YOUTUBE

Resumen Semanal de Empleo Público

 


 

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK


ÚLTIMOS TWEETS

 

        

      

IR ARRIBA